Cristina Arnau

Danza clásica

Formación y experiencia profesional


  • Actriz y bailarina nacida en Alicante.
  • Titulada en Ballet Clásico, Baile Clásico Español y Pilates.
  • Formación en Interpretación (artes escénicas), Psicoballet y Danza para el Parkinson.
  • También tiene formación en claqué y modern-jazz.
  • Profesora en varias escuelas de Madrid, Karen Taft, Escuela de Danza Verónica Rodríguez, Colegio Chamberí…

Ha trabajado en distintas obras de teatro y compañías de Danza-Teatro. Ha bailado profesionalmente en diversas compañías de Danza Clásica, “Ballet Clásico de Madrid”, “Lauren G. Ballet Clásico”, compañía de Ballet Neoclásico “Nowhere”- Sofía Sancho, Compañías de Zarzuelas y Danza Moderna. Haciendo giras nacionales e internacionales.

Metodología


CLASES DE BALLET

Yo enfoco las clases de una manera disciplinada pero a la vez lúdica, en una clase de ballet clásico nos podemos reír y pasárnoslo bien a la vez que trabajamos cuerpo y mente.

Mis clases de ballet si son para principiantes empiezan en el suelo, para que tengan un primer contacto con su cuerpo y que vayan calentando y ejercitando los músculos, luego pasamos a la barra con ejercicios cortos para que puedan memorizarlos y luego al centro.

Si son de intermedio o avanzadas ya empiezo directamente en la barra pero siempre haciendo un ejercicio de conciencia de su cuerpo y calentamiento. Siempre trabajando la coordinación, agilidad de movimiento y el equilibrio.

En mis clases de ballet no se entiende de edades, ni de clases y tampoco de profesiones. Si quieres bailar sólo tienes que apuntarte…. Son muchos los beneficios que tiene el ballet…. Tendréis que apuntaros para descubrirlo….

¡A que esperáis!

CLASES DE FLEXIBILIDAD CON PILATES

El Método Pilates consiste en una serie de ejercicios cuidadosamente pensados y ejecutados de la forma más natural posible, para mejorar la postura, trabajar las descompensaciones musculares, desbloquear articulaciones y liberar tensiones. Trabajo de mente y cuerpo.

Cada ejercicio está acompañado y coordinado con la respiración adecuada para éste, trabajando la respiración en cada movimiento.

Siempre estamos alargando la columna vertebral (elongación), separamos las vértebras entre sí liberando la presión sobre las vértebras comprimidas. Así tendremos una mayor movilidad de la columna vertebral (espalda), para hacer cualquier movimiento ya sea un cambree en clásico, como una rodada en el suelo en contemporáneo, por poner un ejemplo.

En estas clases se va a trabajar buscando un movimiento natural, fluido, armónico, coordinado, sin estrés para el cuerpo, nos ayuda para luego trabajar distintas disciplinas de baile.

El bailarín/bailarina de cualquier disciplina requiere de un calentamiento y fortalecimiento de sus músculos, da igual de que disciplina sea, necesitamos un calentamiento antes y un estiramiento después, y éstas clases sirven tanto antes de una clase como al término de ésta….

En clásico sabemos que tenemos que tener una buena elasticidad para subir piernas, hacer un buen Grand jeteé o hacer un rond de jambé, aparte también sabemos que tenemos que tener fuerza para sostenerlas…

En contemporáneo también tenemos que tener esa elasticidad muscular y articular no para subir pierna y aguantar si no para hacer unas buenas contracciones, rodadas, subidas sin hacernos daño, tenemos que tener una flexibilidad y fuerza para hacer otros tipos de movimientos, pero el cuerpo tiene que estar flexible sin agarrotamientos….

En Jazz o en otras disciplinas pasa lo mismo si no tengo una buena flexibilidad y elasticidad muscular nuestros movimientos no son tan orgánicos y nos cuesta más hacerlos. La elasticidad muscular es una combinación de fortaleza y flexibilidad muscular. Tenemos que tener una buena flexibilidad muscular y articular para evitar lesiones.

En estas clases vamos a aunar ejercicios de flexibilidad de siempre con ejercicios de pilates tanto de flexibilidad como fortalecer la musculatura, desde la parte interna a la externa, que es muy importante para tener una buena base muscular.

Los beneficios de una buena flexibilidad incluyen la mejora del rendimiento, disminución del riesgo a sufrir lesiones, ayuda a controlar el estrés y mejora la relajación.